POEMAS 31/7/2011

 

POEMAS 31/7/2011

Manuel Gandarias Carmona

 

Playas del alba

Tus gritos y mis gritos en el alba.
Nuestros blancos caballos corriendo
con un polvo de luz sobre la playa.

Tus labios y mis labios de salitre.
Nuestras cabezas de olas desmayadas.

Tus ojos y mis ojos,
tus manos y mis manos.
Nuestros cuerpos
escurridizos de algas.

¡Amor, amor!
Playas del alba.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
La vida, sí, la vida misma…

Salpicada de espuma, de salitre,
desnuda, desde el mar,
viene la ola gritando:

¡La vida, sí, la vida misma!

Desde mi ventana blanca,
con los brazos extendidos,
la estoy llamando con voces
de un ardor despeinado.

Salpicada de espuma, de salitre,
desnuda, por los campos,
va gritando.

¡La vida, sí, la vida misma!

Pálido y alto, callado,
la miro pasar llorando.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
¿Quién eres?

Con cambiarte de peinado, te cambio también de alma.
( No adivinas mi angustia. No sé casi quién eres. )

Si te revuelvo el pelo tú ríes locamente
mientras a mí me duele sentirte tan voluble.

Tanto puedes esquivarme, que no sé lo que quiero.
Tú puedes serlo todo o desaparecer de mi mirada.

Y te ríes, y acaso, si mis labios te buscan
solo encuentran una mariposa de silencio anhelante.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
Gaviota esquiva

Gaviota esquiva,
cintura entre mis dedos
corazón que no nombro,
y quiero, quiero, quiero.

Cuando te beso, acierto;
cuando te toco, creo;
si te acaricio mido
mi infinito deseo.

Mas te mantienes lejos;
eres más, eres de otro,
lo que nunca apreso
aunque te toco y beso.

siempre un poco esquiva,
siempre resbalando
¿por qué? no lo entiendo.
Pero te quiero y quiero.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
Penúltimas palabras

Mientras las estrellas brillan temblorosas,
te diré una palabra sencilla y antigua,
palabra siempre dicha, pero nunca entendida,
palabra que tan sólo de tú a tú comprendemos:
Te amo.

La noche vasta ensancha tu dulce presencia.
Secretamente te hablo retorciendo mi angustia.
Secretamente sufro por algo prohibido
y es sencillo y terrible como tú si me miras:
Te amo.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
Lo que yo adoro

Son tus pechos pequeños,
son tus ojos confusos,
lo que no tiene nombre
lo que yo adoro.

Son tus muslos largos
y es tu mirada viva,
lo que siempre me escapa
lo que yo adoro.

Tu cintura, tu risa,
tus equívocos locos,
tu corazón inmenso
lo que yo adoro.

¡Tú que estás tan cerca!
¡Tú que estás tan lejos!
Lo que beso, y no tengo,
lo que yo adoro.
31 de julio 2011

Manuel Gandarias Carmona
Nueva York
inmensa,
oceánica.
desnuda y fria,
pero cálida y humana.

Toqué con mis manos
su insondable aliento,
su ambición latente
los sueños,
por alcanzar y cumplidos.

El skyline mas bello
y sus dos ausencias gemelas,
te veo en el bar del Hilton
y cenamos en el Pierre.

Mañana en el Moma
y la rampa de Lloyd Wright.
Belleza de Central Park
y embarcamos rumbo a Itaca.
31 de julio 2011

Anuncios
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Hoy la luna ha bajado a bañarse a la playa

 

Hoy la luna ha bajado a bañarse a la playa

Hoy la luna ha bajado a bañarse a la playa
y las confusas olas, que te llevan perdida,
cabalgando en la espuma de un blanco imprevisto.

Tanto te amo…

¡Y tanto, y tanto te amo
que mis palabras mueren
en un rumor de besos sin descanso!

¡Y tanto todavía que mis manos
no te hallan al tocarte!

¡Tanto y tan sin descanso,
que, como el agua, fluyo,
y es solamente llanto!

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

La luna de los pobres – Mario Benedetti

 

La luna de los pobres
le brinda un toquecito
azul a los ladrillosy con su lengua blanca
se introduce en el beso
como en un laberinto

la luna de los pobres
como no tiene frío
está siempre desnuda

y es grato contemplarla
con el frágil deseo
de las noches de luna

la luna de los pobres
cubre como una sábana
el cuerpo del que sueña

y su rueda convive
con los falsos enigmas
que llevamos a cuestas

la luna de los ricos
en cambio / saca brillo
al oro monigote

pero en las noches buenas
presume y se disfraza
de luna de los pobres

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Dame la mano amor, que no podemos – Mª Luisa Mora Alameda

 

DAME LA MANO AMOR, QUE NO PODEMOS….MARIA LUISA MORA ALAMEDA

 

“Dame la mano, amor, que no podemos…”

Dame la mano, amor, que no podemos
descansar todavía.
Tendrás que recorrer conmigo el tiempo;
mira cuánta distancia hasta la nieve,
cuántos copos de tierra
para olvidar los ojos del pasado
y encontrar el mañana
con un beso en la boca.

Ya sé que estás herido;
que te fatiga
atravesar la noche
y tienes miedo
de que, al final,
nos aguarde tan sólo la tristeza.

Ya sé que te rendiste
muchas veces al sol que deshidrata
todos los corazones;
pero yo te he salvado
trayendo un fresco arroyo hasta tus venas.

Si no puedes con todo
te llevaré en los brazos.
Has visto que soy fuerte
y que puedo arrasar todo el abismo.

Mataré los jaguares si se atreven
a acercarse a nosotros.
Antes de que emprendiéramos el viaje
cogí todas las armas
que tú me regalaste
y me mentalicé para la lucha.

Puedo con el desdén de las anémonas,
con la desilusión
de todos los reptiles,
con la envidia mortal del aguacero.

Apóyate en mi hombro.
A mí nada me agota,
ni siquiera la lluvia.

De “Este largo viaje hacia la lluvia”

María Luisa Mora Alameda
España, 1959

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

El eclipse – Nieves Fernández

 

EL ECLIPSE

 

Un día la Luna

le quiso dar un beso al Sol.

Se acercaron tanto

que el Sol se puso rojo 

y se escondió.

Tuvo tanta vergüenza

que dejó de alumbrar la tierra.

Los niños los miraban

con cristales ahumados

y con los dedos negros.

El beso duró varias horas

fue largo,

largo,

larg

¡Ven! ¡Mira!

El Sol y la Luna se están besando

-decían los abuelos-.

En el cielo, las estrellas

querían besar también 

a los luceros.

Nieves Fernandez.

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube