Recomendación de Goethe y la Espera

 

RECOMENDACION DE GOETHE Y ‘LA ESPERA’

Hace poco me encontré estas palabrejas de Goethe:

“Todos los día deberíamos:
escuchar un poco de música
leer un poema
disfrutar de una obra de arte
y, si fuera posible, decir algunas palabras sensatas…”

El procedimiento  impecable es el utilizado en ‘La espera’:

Anuncios
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Dulce Mª Loinaz en La Espera

 

DULCE Mª LOINAZ

Si me quieres, quiéreme entera

no por zonas de luz, o sombra….

Si me quieres, quiéreme negra

y blanca. Y gris, y verde, y rubia,

y morena …..

Quiéreme día,

quiéreme noche….

¡Y madrugada en la ventana abierta!

Si me quieres, no me recortes:

¡Quiéreme toda….. O no me quieras!

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Sábanas de lino

 

Oh lino, madura, que quiero

tejer sábanas del lecho donde

dormiré con mi amante, que pronto

tornará (a la primavera tiene

que volver).

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Amor es un milagro – MGC

 

Amor es un milagro

Vivir es alegre y, a veces, un milagro.
Esta tarde -mar, verde, azul-,
suspendido entre los brazos ligerísimos del aire
y entre los tuyos, amada, amada mía,
un ritmo palpitante me cantaba:
es alegre y, a veces, un milagro.
La brisa unía en un mismo latido
nuestros cuerpos, los árboles, las olas,
y nosotros no éramos distintos
de las nubes, los pájaros, los pinos,La tierra se extasiaba; ya casi era divina
en las nubes redondas, en la espuma,
en este blanco amor que, radiante, se eleva
al suave empuje de dos cuerpos que se unen
en la playa.

¿Recuerdas, amor mío, cuando el aire
se llenaba de gaviotas lentas y altas,
de una música o brisa que tu aliento
repetía apresurado de secretos?

Vivir es alegre y, a veces, un milagro.
Contigo entre los brazos estoy viendo
caballos que galopan por un aire lejano,
y estoy, y estamos, tocando con los labios
esas flores azules que nacen de la nada.

Vivir es alegre y, a veces, un milagro.
Al hablar, confundimos; al andar, tropezamos;
pero al besarnos no existe error posible:
resucitan los cuerpos cantando, y parece
que vamos a cubrirnos de flores diminutas,
de flores blancas, lo mismo que un naranjo.

Amada, amada mía, ciérrame los ojos,
deja que este aire inunde nuestros cuerpos;
seamos solamente dos árboles temblando.

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

La espera

 

¿Sufre mas aquel que

espera siempre que aquel

que nunca esperó a nadie?

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube