QUE DIERA AL MEDIODÍA POR NO SER YO – ROMÁN LUJÁN

 

QUÉ DIERA AL mediodía por no ser yo
fijarme en otras cosas
desentrañar con garfios las íntimas razones
de que esta resolana abra cuchillos
sobre la plaza pública
explicar aquel traje que avanza
contra la voluntad obesa de su dueño
la risa desmontable del globero
la cicatriz humanizando apenas
el muslo acitronado de la recepcionista

Qué diera lo que resta de la tarde
por un ojo de mosca
multiplicado obsceno vouyerista
de ajenas percepciones
que polizón me diera una conciencia
nunca antes martajada
—por ejemplo la mía

Pero no tengo sino esta vista gorda
algo como ambición de caballo placero
unos zapatos grises que renuncian
cada trescientos días
una barba postiza este cuaderno
y un billete doblado en cuatro partes
dormitando la inocencia entre los senos
de alguna persuasible
que pagará la cuenta

Lee todo en: Qué diera al mediodía por no ser yo… – Poemas de Román Luján http://www.poemas-del-alma.com/roman-lujan-que-diera-al-mediodia-por-no.htm#ixzz4I2TqD2nt

 

Anuncios
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube
Imagen

El poeta recursi

El de las espaldas…….victor  recursi

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

Resurjo entre los pétalos finales de la hoguera – Román Luján

 

Caer fue sólo
la ascensión a lo hondo
.
José Ángel Valente

 

 

RESURJO ENTRE LOS pétalos finales de la hoguera

 

libre de resolanas
y brazos
de planta carnívora al tobillo

Al incorporarme veo una ráfaga:
las fénix
que huyen en parvada del azogue
dejando tras de sí
fragmentos de sol pulverizado
y un grito virginal
que desnuda mi nombre

La brisa del invierno se disipa

Hoy deambulo con luz amotinada
en todo el cuerpo

Lee todo en: Resurjo entre los pétalos finales de la hoguera… – Poemas de Román Luján http://www.poemas-del-alma.com/roman-lujan-resurjo-entre-los-petalos-finales-de.htm#ixzz4HqI0h7H1

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

10 Frases de mujeres de WOW ES VIRAL

 

Las mujeres con autoestima alta saben reírse de sí mismas y aceptarse como son. Éstas son algunas frases divertidas de ellas:

1. “Decidí correr por las mañanas. Corrí a la cocina, me preparé un café, me senté, leí de corrido las noticias… ¡Siento que el deporte es lo mío!”

2. “Me acerco al espejo y noto que necesito adelgazar. Me acerco al refri y entiendo que necesito comer… ¡Mis piernas tienen la culpa de todo!”

3. “Me acaban de proponer matrimonio. Me dijo “Conmigo vivirás como en un paraíso”. Lamento preguntarlo pero ¿cómo es eso? ¿Desnuda, descalza y comiendo manzanas?”

4. “Cuando digo que no bebo, me intentan ofrecer alcohol a la fuerza. Cuando digo que estoy a dieta, todo el mundo me quiere alimentar. Cuando digo que no tengo dinero… parece que nadie me oye.”

5. “Hoy leí que la falta de sueño provoca sobrepeso. ¡Esa es la verdadera razón de mis kilitos de más! Y yo creyendo que la culpa era de los panecillos.”

6. “¿Por qué no le ponen un nombre más humilde al alimento para gatos? No es justo que mi minino coma “Filete de conejo en salsa de crema” y yo, espagueti con salchicha.”

7. “¿Quién dijo que las mujeres somo difíciles? Abrázame, dime que soy bella, inteligente… Y si no se te ocurre nada, pregunta “¿Es mi imaginación o bajaste de peso?”

8. “Creo que la única manera de adelgazar con ayuda del té verde, es escalar montañas para recogerlo.”

9. “A veces me siento tan mal que no entiendo si debo llamar una ambulancia o simplemente abrir el refri…”

10. “Compré té para adelgazar. No está mal. Con pastel sabe bien.”

¿Qué opinas?

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

No te rindas – Mario Benedetti y Viaje a Itaca, de Constantino Cavafis

 

No te rindas, aún estás a tiempo

De alcanzar y comenzar de nuevo,

Aceptar tus sombras,

Enterrar tus miedos,

Liberar el lastre,

Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

Continuar el viaje,

Perseguir tus sueños,

Destrabar el tiempo,

Correr los escombros,

Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se esconda,

Y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma

Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo

Porque lo has querido y porque te quiero

Porque existe el vino y el amor, es cierto.

Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,

Quitar los cerrojos,

Abandonar las murallas que te protegieron,

Vivir la vida y aceptar el reto,

Recuperar la risa,

Ensayar un canto,

Bajar la guardia y extender las manos

Desplegar las alas

E intentar de nuevo,

Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,

Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

No te rindas

VIAJE A ITACA

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube