ULTIMATUM A UN JOVEN POETA POR MARIO TREJO

 
Que el pan sea pan y mar el mar
Basta de conjeturas
Murciélagos lunares o roedores de orquídeas
Toda palabra tiene precio
Las palabras que atacan como rayos o víboras
Y también madre
Amigo
Y alcohol y cama y mesa
Y el hijo concebido a dulces empujones
Y los hongos que provocan destellos de amor
O resplandores de muerte
Y el poeta que cae bajo las balas
Como un sol que la noche acribilla

Que el pan sea pan y mar el mar
Y el agua eterna
Pero la sed eterna
Para poder decir al fin:
He hallado un pan junto al mar
Los buitres sobrevolaban mi amor
He mordido una orquídea

Los buitres disputaban un cuerpo querido
He guiado camiones y dormido en aserraderos
Los buitres devoraban a mi amada
Viajé de noche sobre la arena caliente
Invoqué los nombres secretos
Conjuré un maleficio
Contuve una catástrofe
Conduje a un águila a su nido
He muerto con mis muertos y estoy vivo

Cuando llegué a la ciudad
Un loco vagaba por las calles
En su mirada había un cuchillo
Le di mi mano
Lo miré
Le hablé y mi voz duró entre los astros
Éramos sólo dos sobre la tierra
Pero éramos dos sobre la tierra

La soledad se hizo añicos
La poesía palabras

Lee todo en: Ultimátum a un joven poeta – Poemas de Mario Trejo http://www.poemas-del-alma.com/mario-trejo-ultimatum-a-un-joven-poeta.htm#ixzz2rrB6jApy

Anuncios
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

UNIDAD EDITORIAL DESPIDE A PEDRO J.

 

Pedro J. Ramírez comunica a su equipo que abandona la dirección de ‘El Mundo’

El Consejo de Administración de Unidad Editorial tiene previsto abordar este asunto en su reunión de hoy

    El director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, comunicó este miércoles a su equipo más próximo su inminente relevo al frente del diario que fundó en 1989, según fuentes de la redacción. Las mismas fuentes señalaron que su sustituto sería Casimiro García Abadillo, hasta ahora vicedirector. El Consejo de Administración de Unidad Editorial, empresa editora de El Mundo, tiene previsto abordar este asunto en su reunión de este jueves. Un portavoz oficial de la compañía eludió confirmar la salida de Ramírez de la dirección y si permanecería o no vinculado a Unidad Editorial.

    El cambio se produce en un momento en el que el diario atraviesa una profunda crisis, tanto en el terreno económico como de difusión. Los resultados de El Mundo han sido en los últimos años un lastre para el grupo italiano RCS, propietario de la cabecera española (posee más del 96% de Unidad Editorial). En 2011, el consorcio de comunicación español experimentó unas pérdidas de 243 millones de euros, que se elevaron a 526 millones en el ejercicio siguiente. Con estos resultados, el grupo estaba en quiebra técnica. Solo la inyección de fondos de la matriz italiana ha permitido la supervivencia de la cabecera española.

    Para intentar mitigar su mala situación económica, El Mundo ha acometido en los últimos años varios planes de ajuste, a través de sucesivos expedientes de regulación de empleo, que han mermado la plantilla.

    Junto a la crisis financiera, El Mundo ha experimentado una caída continuada en las ventas de ejemplares. Los datos auditados de la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) correspondientes al periodo comprendido entre julio de 2012 y junio de 2013 le otorgan una circulación media diaria de 187.517 ejemplares, a muy larga distancia del líder del sector, EL PAÍS, que alcanzaba 304.241. A finales de 2013, los datos de OJD sin auditar situaban la difusión de El Mundo de lunes a domingo en torno a los 160.000 ejemplares.

    El periódico, que Ramírez ha dirigido durante 25 años, es el segundo diario generalista de pago en España.

    de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

    Amor, sinceridad, esperanza y pasión

     

     

    Amor, sinceridad, esperanza y pasión

    Verdadera, loca y profundamente
    yo seré tu sueño,

    Tu deseo, tu fantasía.
    seré tu esperanza, tu amor,
    seré todo lo que necesites.

    Te amaré más con cada suspiro,
    verdadera, loca y profundamente.
    Seré fuerte, seré fiel,
    porque estoy basándome en
    un nuevo principio,  una nueva responsabilidad.
    Una razón para vivir, un significado más profundo.

    de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

    SIN ALAS

     

    Sin alas

    Descubrir un amor
    tan profundo como el océano
    tan alto que alcanza las estrellas
    con tanto espacio para amar
    como el infinito cielo.

    Más no esta en mi la mentira
    ni en dilema que en libertad dude,
    su existencia se aviva desde el mismo
    amor.

    Como la fe, que se enreda
    en la esperanza.

    Su rumbo sin alas acaricio,
    en alma de vida lo trasformo,
    donde siembro la razón
    de mi palabra.

     Haia

     

    de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

    LOS 10 MEJORES ATARDECERES DE ESPAÑA

     

    El Pais

    27ENE2014

    Los 10 mejores atardeceres de España

    Por: Paco Nadal

    Es Vedrá

    Pocos momentos generan tantos buenos sentimientos como unatardecer. El ocaso es la puerta que nos comunica con la paz interior, el colofón de un gran día o el presagio de una noche llena de misterios; un momento para disfrutar a solas o en buena compañía. Atardeceres bellos hay muchos, pero estos serían mis diez lugares favoritos de Españapara ver ponerse el sol y reconciliarse con el ser humano y la naturaleza:

     

    Mirador San Nicolás
    1. La Alhambra desde el mirador de San Nicolás (Granada)

    Toda lista de puestas de sol mágicas en la península debería empezar por el espectáculo de los muros rojizos de la Alhambra realzados por el ocaso y vistos desde el mirador de San Nicolás, una placita abalconada en la parte alta del Albaycín. La altura apropiada y el encuadre perfecto para disfrutar del palacio musulmán cara a cara. A Bill Clinton lo llevaron allí en su primera visita a España y exclamó extasiado: “Es la puesta de sol más bonita que he visto en mi vida”.

     

    Las Médulas atardecer

    2. Las Médulas (León)

    Uno de los paisajes más sorprendentes de León: unas antiguas minas de oro romanas donde la acción combinada del hombre y de la naturaleza ha creado un paisaje irreal de pináculos y montañas rojizas tapizadas por un extenso bosque de castaños. Se aconseja ir al atardecer, cuando los últimos rayos del sol se acuestan sobre las arcillas encarnadas e incendian el escenario.

    Gallocanta

    3. Laguna de Gallocanta (Zaragoza / Teruel)

    Gallocanta es una de las mayores manchas de agua del interior de la Península Ibérica, una de las joyas de la red de humedales españoles. Cada temporada, hacia noviembre, miles de grullas invaden los cielos de Gallocanta en un espectáculo único, donde el claqueo de hasta 30.000 animales juntos ensordece los campos. La silueta de esa nube de pájaros recortada sobre el lienzo tornasolado que las últimas luces del día provoca en la superficie de la laguna es un espectáculo de la naturaleza.

     

    Atardecer Mar Menor

    4. El Mar Menor (Murcia)

    Esta laguna salada de la ribera murciana es el único lugar del Mediterráneo donde se puede ver meterse el sol por el mar. Sus atardeceres son sublimes, una orgia de colores magnificada por la placidez de las aguas calmas de la laguna. Uno de los mejores puntos para disfrutar el ocaso en el Mar Menor es desde las marismas del final de La Manga, junto al humedal de las Encañizadas.

     

    Caños de Meca
    5. Caños de Meca y el faro de Trafalgar (Cádiz)

    Caños es el enclave costero más atípico, romántico y natural de la costa gaditana. Al atardecer, docenas de veraneantes y viajeros se reúnen en la playa o en alguna terraza para beber té verde con hierbabuena mientras un sol rojizo e incandescente apaga sus ardores tras la silueta afilada del faro de Trafalgar, el mismo frente al cual un 21 de octubre de 1805 el almirante inglés Nelson mandaba al fondo del océano lo que quedaba de la otrora poderosa flota franco española.

     

    Atardecer en Ronda

    6. Ronda (Málaga)

    Pocas ciudades gozan de un emplazamiento tan soberbio como esta, partida por la cicatriz de un tajo en la roca y cosida después por dos puentes del mismo color que la montaña, como grapas de piedra que evitan que la ciudad nueva y la vieja se separen. Pero si hay un momento sublime en Ronda es el del atardecer, visto desde el fondo del tajo, cuando el puente y todo el casco viejo quedan bajo el embrujo de unas luces anaranjadas que recuerdan vagamente a la de las viejas antorchas y transportan al viajero al siglo XVIII.

     

    Monrepos

    7. Puerto del Monrepós (Huesca)

    El Monrepós es un puerto prepirenaico en la carretera que va de Huesca a Sabiñánigo, que por su situación ha sido tradicionalmente el mejor balcón panorámico de la cordillera de los Pirineos. Desde lo alto se divisa en días claros toda la cresta pirenaica; al atardecer y si las cumbres están nevadas, la visión es de las que no se olvida (lástima que las actuales obras de la autovía dificultan parar de momento en ese punto).

     

    Atardecer en Finisterre

    8. Finisterre (A Coruña)

    Es el fin del continente europeo, el finis terrae, el lugar donde la tierra acababa hasta el descubrimiento de América. Fisterra es un lugar lleno de magia al que aún continúan llegando peregrinos para quemar sus ropas en señal de renovación. Sentarse en las rocas junto al faro mientras el sol desaparece por el Atlántico es la mejor manera de tomar conciencia de la inmensidad de los océanos.

     

    Es Vedrá 2

    9. Es Vedrá (Ibiza)

    Este gigantesco pináculo de piedra que emerge del mar como si de la erupción incontrolada de un volcán se tratara es el islote más fotogénico de los que rodean la isla de Ibiza. Fue un lugar de culto y adoración para los primeros pobladores de las islas Baleares y aún hoy, visto desde Cala d’Hort durante el atardecer, más que a una isla asemeja a un gigantesco altar colocado por algún Dios en medio del Mare Nostrum.

     

    Atardecer en Orchilla

    10. Faro de Orchilla (El Hierro)

    Atardeceres de un disco rojo acostándose sobre el mar hay muchos, pero ninguno con la carga de emoción y lejanía como el que se ve desde esta punta occidental de la isla canaria de El Hierro, la última tierra conocida que veían los descubridores del Renacimiento y la primera que observaban los que llegaban de América en barco.

     

    Nota: como siempre en este blog, si escribo de un lugar es porque lo he visto y comprobado personalmente. No es una lista sacada de Google, son los 10 mejores atardeceres que he disfrutado en España, ¿cuáles serían los tuyos?

    Compartir

     

    de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube