NUESTRO AMOR

 

Nuestro Amor

Lo nuestro va más allá de la carne, el músculo y el hueso.
Nació antes de que lo hiciéramos nosotros.
Estaba en las entrañas de la Tierra,
en la arena confusa de los astros,
en la generación de las especies,
en la luz indecisa de las constelaciones abismales.
Ha de latir en todo lo que hacemos.
Estará en la mirada de tus ojos y de los míos
en nuestros corazones iluminados.
No se ha de apagar con las pasiones.
Latirá en esos versos que se esconden detrás de los poemas.
En la longitud noctámbula de nuestros besos.
No caerá bajo el verdugo de la ira.
No se dividirá por la catástrofe.
Caminará siguiendo, lentamente, nuestras sombras.
No morirá por malos entendidos.
No se suicidará bajo el manto púrpura del tiempo.
Será un Amor que nunca acabe
Anuncios
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

JUBILACION POEMA 28/2/2013

 

 

Jubilación

Y ahora ¿que vendrá?
¿la tranquilidad de las mañanas
con mi perro hurgando en mi maleta
desbaratada de los viajes?
Ahora ¿que vendrá?
¿Otra vez la rutina de las camas desechas
de los hoteles, o las comidas
en los solitarios restaurantes
repletos de comensales?
¿Vendrá la muerte que tendrá tus ojos,
como el poema de Pavese?
¿Vendrán los armisticios de las guerras
que habitan en los ordenadores adictivos?
¿Sustituirá la aburrida merienda vespertina
a las enloquecidas ruedas de prensa
en las que intercambiaba información sensible
por requiebros de mis novias periodistas?
Ahora que no habrá poesía en los aviones
ni gin tonics para matar el aburrimiento
ni encuentros en hoteles o aeropuertos,
sino manadas de tigres robándonos los besos;
No sé si, para entonces, mi corazón ya estará muerto
o seguiré, como hasta ahora, viviendo.
de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

LAS 10 INSTITUCIONES CULTURALES MAS RICAS DE EEUU

 

 

The 10 Wealthiest Cultural Institutions In America

Rebecca R. RuizThe Financialist | Feb. 27, 2013, 10:38 AM | 5,152
Business Insider

 

When many people think of nonprofit institutions with large endowments, they think of well-financed pillars of higher education such as Harvard University

But financier John Paulson’s $100 million donation last October to the Central Park Conservancy was a powerful reminder that academia does not have a monopoly on multimillion-dollar donations.  In the U.S., museums, orchestras and other cultural institutions also depend on generous patrons for financial stability.

The Metropolitan Museum of Art in New York City, for example, boasts one of the finest collections in the world, and the museum’s $2.7 billion endowment is the largest among cultural institutions in the U.S., according to The Chronicle of Philanthropy.

This generous nest egg, as measured by its 2011 value, grew 14 percent from 2010. Last year, the museum also received millions of dollars in donations from David H. Koch, of Koch Industries, and the estate of socialite Brooke Astor.

While the museum’s wealth dwarfs that of other arts organizations, the total value of the 10 institutions with the largest endowments was $8 billion in 2011, according to The Chronicle of Philanthropy.

The numbers, while substantial, hardly compare to top-ranked American universities. Harvard University’s $32 billion endowment in the 2011 fiscal year was the highest of any American university, according to U.S. News & World Report, but more than 60 universities in the U.S. have endowments worth more than $1 billion.

Still, only three of the 10 best-endowed cultural institutions saw the value of their endowments slip from 2010 to 2011, while others registered double-digit gains.  The growth has been impressive during a time of market uncertainty.

Here are the 10 largest endowments held by cultural institutions, as reported by The Chronicle of Philanthropy.

Read more: http://www.thefinancialist.com/americas-richest-cultural-institutions-slideshow/#ixzz2M7fNyygK

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube

CONEXION POEMA 27/2/2013

 

CONEXION

Necesito entender que hay detrás
de las conexiones de los astros
a mi ordenador.
En ese tiempo de las noches autóctonas
cuando se proclama el triunfo de los sueños
y los corazones se dejan sus sentimientos en las teclas.
Necesito saber quien respira al otro lado de la pantalla,
quien ha dejado besos sobre mi almohada.
¿Acaso no tengo yo derecho a conocerme?
¿No tengo derecho a conectar con mi futuro
con las cuentas y el deber cumplidos?
¿Como voy a andar a ciegas por el mundo
sin saber cual será el destino de mi sangre?
Mejor es confiarle a una pantalla
el germen del que brotan mis anhelos.

de Manuel Gandarias Carmona Publicado en Nube